Visita a Las Cuevas de la Araña

En esta ruta descubriremos uno de los yacimientos más importantes de Arte Rupestre para entender la actividad humana desde sus albores. Un viaje por el interior del bosque hacía las entrañas de nuestra historia.

Visita a Las Cuevas de la Araña

A lo largo de la ruta observaremos una hermosa reserva forestal de un gran valor ambiental y paisajístico: vegetación abundante repleta de pino carrasco, encima, sabina, olivo, algarrobo y enebro. Esta última es conocida por su distribución de hojas lineales en grupos de tres, rígidas, punzantes y con dos rayas blanquecinas en el haz y en los bordes. Sus frutos de color negro azulado se emplean para aromatizar la ginebra. Además, de la destilación de sus frutos y hojas se obtiene el aceite de Miera. También encontraremos matorrales como el palmito o margallón, madroño, cornicabras, lentisco, romero y aliagas.

Es habitual sorprender a la cabra montés en manada. También se hallan en la zona zorros, jabalíes, conejos y liebres, de la misma forma que puede apreciarse el vuelo del águila real o culebrera y de la lechuza.

Finalmente, la muestra más importante son las pinturas rupestres de la Cueva de la Araña, una de las primeras manifestaciones humanas que todavía se conservan. En ellas podremos ver la famosa y única representación de la recolección de la miel.

La visita consiste en una primera introducción en el Ecomuseo de Bicorp, seguido del desplazamiento hasta el yacimiento situado a 12 kilómetros desde el núcleo de la población y visita a los abrigos de arte rupestre, todo ello guiado por especialistas. 

¿Eres Agencia y estás interesado en el producto?

1 + 4 =