Parque Nacional de los Picos de Europa (Cantabria). Programa cultural: paisajes, tradiciones, gastronomía ( 4 días )

Queremos que conozca el Parque Nacional de los Picos de Europa, pero también su gente, sus costumbres, sus hábitos, gastronomía y cultura.

 

Conocemos perfectamente el programa porque somos de esta región, por eso, podemos gestionarle y aconsejarle las visitas más adecuadas para sus gustos, entre las que le proponemos

Parque Nacional de los Picos de Europa (Cantabria). Programa cultural: paisajes, tradiciones, gastronomía  ( 4 días )

 

Día 1º. Llegada a Espinama (Liébana-Cantabria)

Llegada al alojamiento. Presentación del programa. Personal del alojamiento les informará detalladamente del programa y les informará de las posibles alternativas.

 

Si hubiera tiempo, propondríamos una visita a una típica ganadería de la zona, para conocer la tradicional tipo de vida que se ha llevado en los pueblos en esta parte de los Picos de Europa (se facilitaría ropa adecuada para la visita: bata, cubrebotas y gorro)

 

Cena y alojamiento. Para terminar el día vamos a reponer fuerzas con una cena con productos de la huerta y la ganadería de nuestra propiedad.

 

Día 2º. Espinama/Fuente Dé

 

Desayuno, almuerzo, cena y alojamiento.

 

Muy cerca, el Teleférico de Fuente Dé. Ascendemos los 700 metros de desnivel y nos encontramos en la base de los Picos de Europa. Desde aquí podemos ver las cimas más altas de la Cordillera Cantábrica y del Macizo Central de los Picos de Europa. Caminamos hacia uno de los lugares más bellos de esta parte de los Picos de Europa, las praderías de Aliva, que podemos ver a  los 20 minutos de comenzar una ruta fácil. A la izquierda Peña Vieja y enseguida Chalet Real, edificado en tiempos del rey Alfonso XIII, muy aficionado a la caza en estos lugares. Posteriormente, llegamos al Hotel Refugio de Aliva, donde haremos un alto. Si el tiempo lo permite, podremos acercarnos a las antiguas minas de Picos de Europa. Continuaremos bajando hacia Iguedri, donde el panorama cambia radicalmente, pudiendo observar la Cordillera Cantábrica. Comenzamos a bajar por un bosque de avellanos, robles, hayas, acebos, hasta llegar al final de la ruta de este día.

 

Llega la hora de comer y que mejor que comer un Cocido Lebaniego se suele comer como plato único, primero la sopa y después los garbanzos con toda la carne y verdura.

 

Por la tarde, aconsejamos la visita al pueblo de Baró donde se encuentra la Quesería Baro para realizar su visita guiada donde nos enseñarán como se hace su queso artesano.

 

Regreso a Espinama. Cena y alojamiento.

 

Día 3º. Espinama.

 

Desayuno, cena y alojamiento.

 

Día que dedicaremos a conocer mejor Liebana.

 

El valle de Camaleño, se recomienda la visita el pueblo de Mogrovejo, declarado en el 2018,”pueblo más bonito de Cantabria”. Después de esta visita, muy próximo  la carretera que lleva a  Orujos El Coteron, donde nos enseñaran como  se elaboran el aguardiente con idéntico proceso y rigor como se ha venido haciendo en Liébana (Cantabria) durante cientos de años, además de una cata.

 

Visita obligada es el  monasterio de Santo Toribio de Liébana, donde se venera el Lignum Crucis, el mayor trozo de la Cruz de Cristo.

 

Salida del valle pasando por Potes, capital de la comarca de Liébana, cuenta con un gran patrimonio arquitectónico religioso, civil y popular, además de sus particulares tradiciones, el edificio más simbólico de la villa, la Torre del Infantado, que anteriormente era la Casa del Marqués de Santillana.

 

Día 4º. Espinama /FIN DE NUESTROS SERVICIOS.

Desayuno.

Visita a una bodega dedicada al Enoturismo, con visitas guiadas donde conocer y saborear lo que se hace en Liébana, aportando una alternativa más en este paisaje maravilloso y entorno privilegiado…

Es interesante la visita Centro de visitantes de Tama podemos encontrar Exposiciones permanentes, proyecciones audiovisuales sobre el parque Nacional Picos de Europa (gratuita)

Desde el pueblo de Tama siguiendo una carretera comarcal llegamos al pueblo de Pendes donde nos enseñaran la Quesería las Brañas, y al finalizar tendremos una cata. Al lado se encuentra el castañar de el Habario, está a 500 metros de la quesería, un lugar lleno de naturaleza y de historia. Un campo con castaños centenarios, alguno mide hasta 12 metros de circunferencia. Está acondicionado para el descanso y actividades. La última quincena de junio los castaños están en flor y forman un paisaje de gran belleza. A finales del mes de octubre caen las castañas y se pueden recoger en el suelo.

¿Eres Agencia y estás interesado en el producto?

6 + 1 =